Federer y Nadal, hermosa rivalidad

martes, 16 de junio de 2009 en 11:11
Son pocas las veces en que un deportista logra un dominio abrumador dentro de su especialidad. Como ejemplos actuales, podemos hablar de Isinbayeva en el salto con pértiga, de Phelps dentro de la natación, y si nos remontamos a épocas pasadas, se me vienen a la mente ejemplos diversos... Sergei Bubka en el salto con pertiga (80’s y 90’s), Wayne Gretsky, Michael Jordan, Michael Johnson entre otros. En estos ejemplos, se llegó al punto donde todos ellos dejaron de competir contra el resto y lucharon contra si mismos, para superarse evento a evento. Cuando Isinbayeva compite, no tenemos duda de que ganará, la emoción está en saber si nuevamente superará su marca mundial.

Sin embargo, cuando son dos los competidores que destacan del resto, encontes el nivel que alcanzan se vuelve sublime. Martina Navratilova no hubiera luchado tanto si Billy Jean King primero, y Steffi Graf después no hubieran sacado lo mejor de ella. ¿O recuerdan los duelos Sampras-Agassi? En deportes en conjunto sucede lo mismo. La grandeza de los Celtics de Larry Bird no sería tal si no hubieran tenido un rival como los Lakers del Magic...

Actualmente en el tenis estamos viviendo una etapa dorada. Por un lado Roger Federer... un jugador que domina practicamente todos los golpes, un servicio potente, un juego de fondo sólido, un revés sumamente preciso, y por otro Rafael Nadal, agerrido, emotivo, con una fortaleza física y mental envidiable. Entre 2003 y 2005, Federer no tuvo rival. Es cierto que no logró conquistar Roland Garros, sin embargo, lograr un record de 91-5 a lo largo de un año era algo de otro mundo. De pronto, emergió un tenista español que poco a poco fue ganando respecto. Primero dominando la arcilla, y luego subiendo su nivel a todas las superficies.

Esta rivalidad llegó a su climax el 6 de julio de 2008 en Wimbledon.. disputaron la final más memorable de todos los tiempos. Federer había ganado el torneo en 5 ocasiones consecutivas y tras más de 5 horas de partido su reinado llegó a su fin. Era el momento de Nadal.

Tan sólo 1 año después, ahora fue Federer quien ganó en el templo de Nadal, por primera vez en su carrera y tras la temprana y sorpresiva eliminación del mallorquín, se llevó el torneo Roland Garros y con esto, llegó a 14 títulos de Grand Slam, igualando la marca de Sampras y completando los 4 torneos grandes para ser tan sólo el sexto tenista en la historia en lograr tal hazaña.

Ahora estamos a días de que Wimbledon de comienzo. Federer llega con la confianza a tope mientras que Nadal enfrenta un momento delicado. Ha sufrido constantes lesiones en su rodilla e incluso algunaz voces mencionan que su carrera está próxima a terminar, que dicha rodilla aguantará el ritmo de competencia no más de 2 años. No tengo duda que Wimbledon es la catedral del tenis y con esto, el torneo más importante y hermoso del circuito. ¿Será Federer?... ¿Será Nadal?... ¿Saldrá un tercero en discordia? No lo se.. pero mientras esta rivalidad perdure, ambos continuarán alcanzando niveles nunca antes vistos.

Por lo pronto, creo que Federer es el más grande de la historia, y creo que si Nadal continúa por este camino, en unos años podrá disputar dicho lugar. Mientras tanto y aunque sea trillado, que gane el tenis... que ganemos los amantes a este deporte.

2 comentarios

  1. MargorieV Says:

    Cuentan las palizas q me metías en el wii??

    Damn...

    De verdad...

    Soy pésima pa' los deportes...

  2. Mac Says:

    No no no... A ver... El estilo de Federer es sumamente agresivo, con buena colocación en sus tiros de fondo para subirse a la red. El estilo de Nadal es de tiros precisos y potentes desde el fondo de la cancha para que el oponente simplemente no lo alcance. Eso explica porqué Federer dominaba tanto en pasto y Nadal en arcilla, lo sorprendente es ver cómo Nadal evolucionó y mejoró tanto su estilo que contrarrestó el de Federer en césped.

    En realidad, los dos aparentan algo que no son por su personalidad y hasta su manera de vestir, mientras Federer parece principito, Nadal parece bandolero del tenis.

    Federer antes hacía berrinches a los jueces, ahora llora por sus títulos, jajaja.

Publicar un comentario